Cómo entender mis sesiones fotográficas

EN CONSTRUCCIÓN

Pasos para entender un poco más mis fotografías, lo que hago y por qué lo hago.

  1. Mira mi currículum fotográfico, todavía sin completar, pero que da una idea de cómo de en serio me tomo la fotografía.
  2. Hago fotos porque me gusta. A veces a una modelo, con una gran cantidad de horas de dedicación, y otras a un objeto cotidiano en casa, pero siempre a mi manera.
  3.  Cambio mucho el estilo de fotos y de retoque porque me gusta aprender y experimentar, para mí estancarse o definirse en un estilo, es un error que lleva a acabar haciendo todas las fotos iguales. Si repites algo, que sea para mejorarlo considerablemente.
  4. La sandía es tradición. Hacer una foto con una sandía en la cabeza, es tradición, amor de hermanos. Puedes ver la historia pulsando AQUI
  5. No solo hago fotos a chicastambién he hecho muchas fotos a chicos, gente mayor, bebés, niños pequeños, etc, además de otras disciplinas fotográficas.
  6. Nunca paso todas las fotos. Me parece absurdo hacer, retocar y pasar 20 fotos que son prácticamente iguales unas de las otras, por eso a veces dejo la cámara para que la propia modelo borre las que no le gusten y así evito retocar una foto que no le va a gustar, cosa que además me ahorra mucho tiempo en la selección de fotos. Esto puede variar según la sesión.
  7. La modelo borra las fotos que no le gustan, después hago una selección, teniendo yo la última palabra de qué fotos no van a ver la luz. El “no” tiene preferencia sobre el “si”, y con esto quiero decir que si uno quiere publicar una foto y el otro no, la foto no se publica. Cuando una foto se va a publicar, los dos tenemos que estar de acuerdo.
  8. Me gusta que me den libertad. Si cada vez que vaya a publicar una foto tengo que pasar un exámen antes de dónde, cómo, cuándo y de qué forma se va a publicar cada foto, es posible que volvamos a vernos poco delante de las cámaras. Soy muy sensato y nunca he hecho un mal uso de las fotos. Ante la duda, no publico y siempre pregunto antes de publicar, pero me gusta tener cierta libertad .
  9. Si no me pagas, te estoy regalando mi trabajo, mi tiempo, mi experiencia y el alquiler de mi equipo fotográfico. Sé humilde y seré humilde contigo.
  10. Hago fotos porque me gusta y soy exigente con la gente con la que voy a pasar tanto tiempo como el que supone hacer varias sesiones de fotos. Si alguien me deja tirado, está fuera de mis planes. Sé que tienes problemas, pero no son mi culpa. Yo decidiré si vuelvo a darte una oportunidad.
  11. La educación lo es todo. Puede que algún día alguien tenga la última palabra sobre tu posible puesto de trabajo y pierdas esa oportunidad por haber tratado mal a alguien. La educación y respeto es muy importante.
  12. Normalmente y a no ser que se diga lo contrario, exijo que una parte de la sesión sea publicada. Tú tienes fotos gratis, y yo relleno un poco el instagram y el facebook, para que se sepa qué soy capaz de hacer y qué ideas tengo.
  13. Me interesan las ideas fuera de lo común. Si lo que quieres es “un book”, cosa que la mayoría ni siquiera saben lo que es, puedes ir a cualquier fotógrafo del pueblo o de fuera, que para eso se dedican a ello, y lo habitual es que estén especializados en ese tipo de fotografía que tanto me gusta evitar. Bodas, comuniones, bautizos, fotos tipo “mira que guapa soy”… seguro que me entendéis. Si has visto mis redes sociales y mi web, ya te habrás dado cuenta de que no soy el habitual fotógrafo que hace fotos de lo que se suele hacer. Intento llenar mi portfolio de mis ideas, no de muestras de técnica fotográfica.
  14. Si lo hago porque me gusta, también me gusta hacerlo con gente a la que le guste, por eso doy preferencia a la gente que tenga entusiasmo por lo que hago. Lo noto mucho en la forma de hablar. A veces intento contar con gente porque sé que pueden encajar mucho en una de las ideas que tengo, pero me harto enseguida porque no veo interés. Un ejemplo, quedar a las 9 (sólo para hablar, que no hay que preparar nada), avisar a menos cuarto y media hora después decir lo de “te he estado esperando pero al final me he ido”. Es un típico caso de falta de interés. Esto lo hace la gente que queda “por si acaso” no les sale plan, y cuando les sale te dejan tirado. Si pasa eso cuando vas a hablar con alguien, qué pasará cuando quedemos para las fotos? En fin…
  15. Llevo muchos años haciendo fotos y mi imaginación no tiene límites, por eso tengo interés en hacer las ideas que yo tengo. Si alguien intenta ponerme condiciones, que si cambies el contrato porque tal parte me parece que deberías añadir esto o lo otro, o tal idea yo la haría de otra forma… prefiero que no me hagas perder el tiempo, porque al final querrás que te haga una sesión a tu medida, y eso es algo que no me apetece nada hacer. Nos vamos a morir, y no quiero perder el tiempo, y menos gratis.
  16. “estar buena” no me vale para las fotos, y las que piensan que lo están me echan para atrás. Hago fotos porque me gusta, lo hago para mí, y me alegro cuando a la gente le gustan, pero mi objetivo principal es hacer las ideas que tengo.
  17. Hacer desnudos no da puntos, la inteligencia, sí. Y la mejor forma de mostrar inteligencia, es tener las ideas claras, saber lo que quieres y hablar claro. Puede que no tengas claro qué tipo de fotos vas a acabar haciendo, es algo muy habitual que ni siquiera molesta, pero gente que dice sí a todo y luego todas las ideas le parecen mal, puede ser una de las razones por las que no he vuelto a contar contigo.
  18. Si hoy te propongo una sesión de fotos es porque me interesa ahora, y ahora tengo tiempo, no dentro de 6 meses.
  19. No estoy a tu servicio. Haré fotos pero no voy a pagarte el vestuario, maquillaje, etc. El vestuario depende en gran medida de tí, a no ser que hagamos fotos con mis vestuarios, para lo que necesitaré ayuda de la modelo con antelación porque mis vestuarios son a medida, y el maquillaje muchas veces exigiré a un profesional. Cada vez lo hago más. Cuanto mejor hagamos las cosas más espectacular será el resultado.
  20. No tengo tiempo de hacerte fotos malas para que tú ahorres. Si pido que contrates maquillaje profesional, no me vale lo de “hice un curso” o “me maquilla una amiga”. Si pagas la sesión tendrás libertad de hacerlo,  pero si hablamos de intercambio, este punto es innegociable. No me gusta bajar la calidad de las fotos porque alguien quiera ahorrarse 40 euros, cuando no estoy cobrando una sesión que vale mucho más.
  21. Mencióname/ etiquetame en redes sociales donde publiques mis fotos. Puede venirme bien para conseguir trabajos y puede venirte bien para que vuelva a contar contigo cuando me salga un trabajo donde se paga a las modelos.
  22. Puedo exigir contratación de maquillaje profesional para mis sesiones de fotos. Creo que es lo menos que puedo pedir.
  23. Si tienes suficientes fotos, tenemos la opción de hacer un álbum en papel. La primera persona tendrá el álbum gratis. Consulta condiciones.
  24. Cuando hagamos una sesión, lo habitual será que las fotos que me des permiso para publicar, las tendrás, y las que no, tampoco las tendrás tu. Cualquier otra forma de actuar, habrá que hablarlo.
  25. Siempre es imprescindible firmar una autorización  (que muestro al final de esta página) antes de empezar a hacer fotos. Legalmente no hace falta, porque el fotógrafo es quien tiene los derechos de las imágenes si no se ha firmado nada, pero cuanto mejor hagamos las cosas, más fácil será darnos confianza.