Gracias Beatriz por la experiencia

La sensación que provoca que alguien confíe en mi para hacerse fotos, sólo se supera cuando alguien repite. Porque quien hace algo una vez, lo puede hacer por probar, pero quien repite es porque le gusta. En este caso concreto de gente que vuelve a participar en sesiones de fotos, me dejan una sensación que no sé bien cómo explicar.
Soy el primero que pone pegas a mis fotos, siempre a la parte que es responsabilidad mía, y mi naturaleza hace ver la parte positiva de los demás, de lo que me han hecho aprender, de las buenas sensaciones y todo lo que me aporta cualquier tipo de experiencia, y más en estos temas fotográficos que es algo que controlo completamente y soy yo quien decide (o al menos lo intento). Al ser algo que hago por placer, sólo lo hago cuando sé que voy a disfrutarlo. Me gusta contar con gente que me gusta, con quien quiero volver a ver, gente a quien me gusta agradecer su participación y con las que estaría horas y horas de fotos. Alguna vieja amiga de mis sesiones de fotos sabe que antes no tenía límites, y más de una vez en mis sesiones de fotos, hemos quedado justo después de comer, se nos ha hecho de noche y después de día otra vez y hemos acabado desayunando todos juntos.
Se gana experiencia, se aprende a organizar mejor pero dos cosas no han cambiado que se han convertido en norma sobre todo a partir de este año, y son, por una parte hacer sólo las fotos que quiero hacer con mis normas, y por otra, contar sólo con gente con quien sentirme agusto, con gente que merece mi tiempo, porque el tiempo es lo más importante que tenemos. El tiempo pasa y nunca más se puede recuperar, y aunque nunca ha hecho falta hablarlo, cada uno de nosotros es consciente de lo que estamos haciendo.
No son fotos, o por lo menos, no son sólo fotos. Son experiencias, conocer gente, conocernos a nosotros mismos, nuestros límites, superarlos, valorarnos a través de lo que hemos descubierto a través de la gente que nos rodea y alucinar de verdad, pero alucinar de cómo la vida con sus casualidades, nos ha ido colocando en ciertas situaciones que nos sirven para vivir de verdad, disfrutar de la vida desde sus detalles más insignificantes, como quedarme sólo en mi estudio y ver todo lo que hemos dejado tirado, roto, cambiado, las ideas que han surgido, pero sobre todo la experiencia que hemos vivido y con quien la hemos compartido.
Es tan dificil conocer personas que merezcan la pena que cuando encuentro a alguien no me gusta perderlo, soy de los que siempre intentan unir a todas las buenas personas para que sepan que los otros existen. Llega un punto en el que quedas para hacer una sesión de fotos, y aunque estés haciendo fotos hablas de todo menos de fotos. Conoces a las personas, se sinceran contigo, descubres lo más bonito de cada una de ellas y no sólo lo físico que es lo que se ve en las fotos. Tengo una capacidad especial de conocer a las personas y ver lo bueno que hay en ellas, ese algo que hace a cada uno especial y que hace que merezca la pena de verdad, seguir conociendo. Las personas son lo más importante que existe, pero qué dificil es encontrarlas entre tanta gente…

Gracias Beatriz por esta experiencia, volver a hablar contigo me ha hecho pensar en todo lo que he hecho desde que empecé a hacer fotos y cómo me ha cambiado la vida llevando una cámara en la mano.

Apúntate como modelo enviando un correo a alejandroviudes@gmail.com
Sólo si eres mayor de edad
adjunta algunas fotos tuyas, tu edad, y en qué tipo de fotos te gustaría participar.
Alejandro 690952576
690 952 576