Como si fuera un cartel

Antes de hacer mi primera foto como profesional, trabajé diseñando cartelería, sobre todo para discotecas, conciertos y festivales.
Mi problema con los fotógrafos era siempre el mismo: no me puedes dar las fotos para un cartel el día de la fiesta, tengo que tener tiempo de imprimirlo y que estén puestos durante un tiempo antes del evento, pero como parecían no entenderlo, acabé haciendo yo las fotos. Poco después de eso, se me ocurrió una idea que cambió la forma de hacerle publicidad a las discotecas, y ahí es cuando empezó el éxito. A día de hoy, es la forma más utilizada para promocionar un evento.
Años después de dejar el sector noche, sigo haciendo algún cartel, eso sí, simulado, con las fotos que hago en mis sesiones de fotos. Espero que os gusten.